Los usuarios de Cercanías se quejan del cierre “injustific

Cercanías Madrid paraliza algunas escaleras mecánicas de estaciones como Atocha o Méndez Álvaro en agosto. Así lo denuncian la asociación Ecomovilidad y la plataforma Salvemos Cercanías, que critican que la compañía no ofrezca explicaciones. Varios viajeros se quejan de que nunca han visto a operarios trabajando en las escaleras y creen que puede ser “una medida de ahorro”. Cercanías responde que se trata de “un proceso de adecuación de las instalaciones”.
 
En la estación de Cercanías de Atocha, las diez escaleras mecánicas principales, que conectan el vestíbulo con los andenes, no están operativas. Una gran pancarta en cada una de ellas impide el paso: “Escalera fuera de servicio”, reza el cartel. Para coger el tren en el mes de agosto, los pasajeros tienen que caminar por los pasillos laterales de la estación que conducen a la plataforma central donde hay una treintena de escaleras funcionando, además de los elevadores. Las quejas han llegado a la Red: “¿Qué está pasando con las escaleras de Cercanías Madrid?”, denuncia en su web el think tank sobre transporte urbano Ecomovilidad. Por su parte, la asociación Salvemos Cercanías tuiteó: “Una semana sin escaleras mecánicas en varias estaciones de @CercaniasMadrid y sin explicaciones”.
 
Varios usuarios ratifican la denuncia: “Se creen que en agosto no trabaja nadie. Yo cada día tengo que transbordar desde el metro y por los accesos laterales tardó más, lo que supone que a veces he perdido el tren”, se queja Sergio Fernández, de 42 años, que toma el tren a diario para ir a trabajar y pasa por Atocha dos veces por jornada. Fernández se siente un damnificado por un parón estival de las escaleras mecánicas que considera innecesario: “Lo que más me molesta es que no están haciendo ningún trabajo de reparación. Entiendo que las cosas requieren mantenimiento, pero pararlas por nada… Además, también han cortado el túnel de Sol, por lo que para ir a trabajar me veo obligado a coger dos trenes en lugar de uno”, relata.
Denuncias de los clientes
Los usuarios de Cercanías se quejan del cierre “injustific
En la estación de Méndez Álvaro, Aurora Fabero redactaba el pasado lunes una hoja de reclamaciones dirigida a Renfe, empresa que gestiona este servicio público. “Hoy se han juntado en las escaleras dos señoras mayores que iban con dos niñas pequeñas y un bebé en un carrito. Otra subía cargadísima con un bolso”, cuenta. Fabero coge cada día el tren para ir hasta Alcorcón y asegura que desde que volvió de vacaciones, el pasado 14 de agosto, los elevadores están fuera de servicio. Además de las escaleras que conducen al andén, en Méndez Álvaro también están fuera de servicio las de subida y bajada de uno de los accesos que dan a la calle. “Normalmente, cuando hacen alguna reparación primero paran una y luego la otra, pero aquí no están haciendo nada. Nunca se ve a nadie”, subraya esta viajera. 
Durante este verano, cuando Miguel Santiago llega a Atocha se encuentra con las escaleras colapsadas. Santiago viaja a diario desde Zarzaquemada (Leganés) hasta Nuevos Ministerios. En la estación de su municipio, las escaleras que conducen a los andenes están paradas. “Con el corte de Sol, casi todos los viajeros del sur tenemos que transbordar en Atocha para coger los trenes que pasan por Recoletos. Debido a la afluencia de gente, se llenan las escaleras, los andenes y los trenes, no se puede entrar”, dice. En otras estaciones de Cercanías, como la de Majadahonda, también hay escaleras paradas, igual que en decenas de estaciones en las diez líneas de Cercanías. 
Desde Cercanías responden que las causas de estos paros son siempre “averías puntuales” o “tareas de mantenimiento”. La empresa pública niega que los paros se deban a la bajada de usuarios en época estival o a un intento de ahorro.